SEDE CAJA DE PREVISIÓN DE INGENIERÍA, ARQUITECTURA Y PROFESIONALES DE LA CONSTRUCCIÓN DE LA PCIA. DE CÓRDOBA (CONCURSO)

Autores:    Arq. Marcelo J. Barella 

                   Arq. Miguel Ángel Roca

                   Arq. Alejandro Soneira

 

Ubicación: Cordoba - Arg.

Año:            2010

 


El partido arquitectónico adoptado es de  una “L” abierta a la Cañada en un bloque que respeta la altura de 10 pisos fijado por las construcciones vecinas, al sur, y que  remata con una torre de 14 pisos al fondo dándole identidad urbana al Edificio como si fuera “un complejo”.

 

El acceso en planta baja de La Caja  se hace, por una galería semicubierta a modo de“plaza cubierta" y que alude al edificio de la ex Caja - Consejo, que a su vez se abre al receso verde obligatorio requerido sobre La Cañada. El acceso a la torre de oficinas por arriba del 5º piso se hace por el costado de la plaza de acceso a través de un hall-palier de ascensores. Se ha optado por sistemas circulatorios independientes para atender las necesidades funcionales de Caja y oficinas.

 

El cerramiento se plantea  en vidrios  DVH y parasolados al norte de chapas perforadas, galvanizadas y prepintadas de color blanco conformadas en una malla

horizontal de “ues”. Sobre las caras este se proponen parasoles de hormigón blanco conformando una segunda piel.

Así la imagen del Edificio se articula con el discurso de instituciones relevantes levantadas sobre La Cañada, como los parasoles de hormigón de la Municipalidad de Córdoba (SEPRA), el edificio del ex - Consejo Profesional de la Ingeniería, Arquitectura y

 

Agrimensura, el edificio de la Direccion Provincial de  Hidráulica en la esquina de Humberto Primero y La Cañada y el de varios edificios de propiedades horizontales sobre Figueroa Alcorta y Marcelo T. de Alvear. A esta articulación con La Cañada se da también el color blanco de la piedra caliza de su cauce.

 

Enredaderas protegen como medida adicional las fachadas y relacionan el Edificio con el río verde de las tipas espléndidas, que rematan en el otro eje estructurante de la imagen urbana: Río Suquia. Se busca amojonar La Cañada con el Edificio y a este articularlo con el trayecto de los ejes estructurantes urbanos de la ciudad (La Cañada y el Río Suquia) Se ha privilegiado la relación  de las oficinas de alquiler o de rentas y las de La Caja, con La Cañada como paisaje urbano memorable y lugar privilegiado de vistas.

 

Así todas las oficinas miran el evento hacia el este  y el norte por arriba del edificio de Seguros Sancor por calidad de vida y rentabilidad. A las oficinas de La Caja se accede por una recoba y espacio semicubierto que da a un vacío vertical que articula la institución y una escalera vidriada inscripta que sobre un muro curvo articula las funciones.

 

Desde el punto de vista funcional se ha propuesto ubicar en los niveles más bajos las áreas correspondientes al sistema operativo y en los pisos superiores las áreas de gobierno, pensando que a estos lugares llega menos público. La solución estructural es racional y económica. Se ha buscado una modulación estructural con luces de cálculo relativamente pequeñas, pero que a su vez sea flexible a la adaptación de los distintos usos funcionales del Edificio.

 

La resolución tecnológica es tradicional, apropiada y solo innovativa en prefabricados de parasoles y tabicados interiores. Las tipas frondosas con sus claros oscuros de su follaje, su estructura orgánica, que busca el agua y la luz, la corteza de sus troncos con sus escamas solapadas, las hojas compuestas, la piedra de calicanto con su color y textura, representan “Fragtales”, partes de un todo, interpenetrados a través de una lógica orgánica, resuelta en parasoles de hormigón premoldeado color blanco, que propone una malla unitaria en todo el frente del edificio. La propuesta es sustentable a partir de considerar la envolvente como respuesta a las diferentes orientaciones, disminuyendo la incidencia solar y como consecuencia tener menos consumo energético para climatización.

 

También se ha previsto que el manejo de las mejores orientaciones que se obtienen con el partido adoptado garantizan el ingreso de luz natural controlada y su correspondiente ventilación en todas las aberturas, de piso a techo en hojas de abrir hacia el interior de 1,25 mtrs. de ancho c/u, disminuyendo así el uso energético artificial en las áreas de trabajo. El sistema de Aº Aº se ha previsto un sistema aire-aire para el Auditórium y la PB del edificio de La Caja; y en el resto del edificio un sistema VRV con multisplits concentradas las unidades exteriores en las distintas azoteas.